miércoles, 23 de noviembre de 2011

Como lamer una barra de metal

Profundamente afectado por no saber quién soy, ni qué hago.

Abruptamente aletargado en las relaciones humanas.

Jodidamente tocado por un todo que no consigue hacer funcionar nada. Y un entorno en el que todo choca contra si mismo haciendo imposible cualquier estado de reposo natural.


Quiero irme. Ver mis películas y mis series. Leer mis libros y dormir mis doce horas diarias. Si me voy, nada se solucionará, pero al menos no tendré la conciencia que ese todo me está jodiendo sin que yo pueda hacer nada.

2 comentarios:

MAR dijo...

Joder

(aunque fuera solo eso, era de esperar que tenía que decir algo jaja)

La chica triste que te hacía reír dijo...

Echarse a dormir suena tentador igual y el mundo sigue yéndose a la mierda allá fuera.